La importancia del Autocuidado personal

Eres el principal responsable de tu Salud y Bienestar

La importancia del Autocuidado personal

Incluye el Autocuidado en tu vida

Las actividades de autocuidado deberían estar siempre presentes en nuestra vida e irse adaptando a sus distintas etapas. Con el paso de los años, es normal que ciertas capacidades físicas se reduzcan y aparezcan limitaciones en la autonomía. Nuestro cuerpo no responde de la misma forma y se vuelve más complicado realizar ciertas actividades que antes hacíamos con más facilidad.

Por eso mismo, deberíamos prestar especial atención a nuestros hábitos de vida y al desarrollo de habilidades y conocimientos que ayuden a mantener nuestra independencia, prevenir enfermedades, mejorar la salud, y sentir un mayor bienestar.

Nadie mejor que tú para cuidarte

Mejorar tu calidad de vida y tener mejor salud, depende en gran medida de ti mismo. Con un poco de voluntad, buena disposición y siguiendo algunos de estos consejos que te compartimos, conseguir mayor bienestar en tu vida es posible.

Realizar ejercicio regularmente

No hace falta que hagas una maratón. Mantenerse activo realizando ejercicios suaves, salir a caminar o realizar estiramientos con regularidad, tiene una repercusión muy positiva en el estado físico y en el ánimo.

Cuidar la alimentación 

Seguir con la dieta mediterránea (carnes blancas, pescado, fruta y verdura) es la mejor receta para un buen equilibrio alimentario. Y sobre todo mantener una buena hidratación bebiendo mucha agua.

Participar en actividades grupales

Realizar actividades sociales o recreativas reduce el estrés y previene posibles estados de ansiedad. Compartir actividades con otras personas como tú, aumentará tu sensación de bienestar.

Ejercitar la memoria

De igual manera que hacemos ejercicio físico debemos mantener el cerebro activo. Tener intereses intelectuales, realizar pasatiempos, pintar o dibujar y sobre todo hacer actividades sociales van a mantener en forma tus capacidades cognitivas.

Marcarse propósitos o retos

Mantenerse constantemente motivado, feliz y activo, debería ser tu mayor reto. Si te marcas metas en tu día a día y las vas alcanzando, experimentarás sentimientos positivos y verás la vida con más optimismo. 

Cuando te cuidas, cuidas de los tuyos

Cuando te cuidas, no solo estás influyendo de manera positiva en tu propio bienestar, sino que mejoras tus relaciones con los demás. Hay muchos estudios sobre psicología positiva que demuestran que los estados de ánimo positivos potencian la buena salud y el bienestar, al tiempo que favorecen a los sentimientos de satisfacción personal.

Si eres optimista y te muestras feliz, vas a transmitir estas buenas vibraciones a tus allegados y seres queridos, de manera que ellos experimentarán también estos sentimientos positivos. Recuerda que tú eres el principal responsable de tu felicidad.

“Quién es feliz, hará felices a los demás también” Anna Frank

Chattigo Widget